viernes, diciembre 12, 2008

Aguirre 2









Un extraño mundo de bloques de cemento y gusanos sangrantes ha crecido sobre las paredes de esta casa abandonada de la calle Aguirre.

2 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Qué extraño-bello mundo! Pero tienen corazones. Como todo tu blog: corazón, belleza y placer.
Placer fue también conocerte. Que hayamos compartido todos ese hermoso encuentro en la presentación. No sabés cuánto te agradezco tu generosidad.

Un beso, agradecido.

Claudia dijo...

Gracias, Máximo. Es un lujo compartir estos comentarios contigo.
Un beso