miércoles, octubre 01, 2008

Dorrego 2



A mi vecino el pescado lo borraron unos desalmados, pero vino su autor y valientemente vengó la afrenta pintándolo de nuevo con otro color, para que se note bien.
¡Aguante el arte callejero!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien ahí Parce! Mi vecino y gran amigo

MoNDo

Máximo Ballester dijo...

Y viva la resistencia!
Bien por tu vecino. Así se hace.