jueves, septiembre 25, 2008

Puán 2



Si usted puede entender esto, usted es estudiante y/o egresado de la Facultad de Filosofía y Letras.

6 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

El que resignificó esta frase deleznable de la clase media en tiempos de dictadura fue Felipe Pigna pero esta vez para hablar sobre los próceres de nuestra historia.

Claudia dijo...

sí, pero ya quedó manchada de sangre para siempre.

Máximo Ballester dijo...

Totalmente de acuerdo. Y te digo que a mí no me gusta la frase y parece que a Pigna sí aunque creo que quizo darle otro valor, rescatarla. Pero para nosotros ya es irrescatable.
Encierra esa sospecha del que se contenta con la sospecha, el prejuicio y suelta la frase muy fría y ajenamente sin importarle nada, ni el otro, ni que habrá sido de él. En fin nuestros desaparecidos.

Un abrazo y gracias por tu lucidez.

Máximo Ballester dijo...

Ah, me olvidaba, la resignificación tiene limites. Como el humor al que se refería Jorge Guinzburg cuando decía que jamás podría hacer chistes con el tema desaparecidos. Y estoy totalmente de acuerdo.

Claudia dijo...

coincido con vos. y gracias por los comentarios en mi blog!!!

♫ En El Palacio De La Risa Y El Dolor ♪ ☆ dijo...

Es que en época de dictadura militar "lagente" decía eso cuando se nombraba a l@s que no aparecían, lso que se llevaban encapuchados, etc.. era su manera de justificar los crímenes de lesa humanidad. Qué desastre!

Qué espanto ese stencil...